Como podar un seto

Los setos son una forma bonita y efectiva de delimitar zonas en jardines, proteger del viento y de preservar la intimidad de una casa o finca. Pero ojo, un seto no está exento de mantenimiento. Si sigues leyendo esto, corres el riesgo de aprender a podar un seto fácilmente.

¿Cada cuanto se poda un seto? Las épocas de poda.

Todo seto bien cuidado se debe podar tres veces al año:

  • A finales de primavera (Abril- Mayo). El periodo vegetativo primaveral hace crecer la planta con más fuerza y nuestro arbusto desarrolla mucha masa vegetal. En este periodo empieza a despuntarse y modificar su forma. Descuidar esta poda puede hacer que el seto engrose en exceso y nos de problemas por falta de ventilación, hongos y otras enfermedades propias de cada planta.
  • En verano (Finales de Julio – Agosto). El sol intenso y los riegos frecuentes favorecen el crecimiento de ramas y follaje. Con esta poda de control, evitarás que el seto crezca en exceso y desarrolle ramas gruesas. Si en este punto no has realizado todavía ninguna poda previa, puede que te encuentres con ramas leñosas y de mayor calibre. Para recortar estas ramas más gruesas puedes recurrir a las tijeras de podar e incluso a la sierra de poda, ya que con el cortasetos no podrás hacer tanta fuerza.
  • A finales de otoño (Finales de Octubre – Noviembre). Esta poda pre invernal es la más duradera.

Aunque hacer tres podas anuales resulte laborioso, evitarás que el seto envejezca más rápidamente, que se ensanche poco a poco y mantendrás una estética regular. La mejor forma de no olvidar cada poda, es planificándola en el calendario previamente. Para ello puedes utilizar google calendar, una nota en tu nevera o un calendario en formato impreso.

La técnica de poda

Empieza podando los laterales del seto. La poda se debe iniciar en la parte más baja e ir subiendo hacia arriba. Si dispones de un cortasetos eléctrico, realiza pasadas circulares, como si intentaras dibujar medias lunas en el seto.

Corta toda la parte del seto que alcances desde el suelo sin forzar tu postura corporal. Así evitarás lesiones y disminuirás tu cansancio. Para las partes más elevadas utiliza un cortasetos telescópico o una pértiga cortasetos. Otra opción es utilizar una escalera, con la precaución de fijarla bien para evitar accidentes. En este punto, es una buena ayuda a alguien para que nos aguante la escalera.

¿Cómo cortar la parte superior del seto totalmente recta?

Si ya has acabado de podar la vertical del seto es hora de ponerse manos a la obra con la parte de arriba. Para darle una altura determinada, emplea un metro para medir desde el suelo a la parte superior. Ahora utiliza una cuerda y átala a la altura deseada.

Repite la acción en la otra punta del seto, utilizando la cuerda como guía o punto de referencia de corte horizontal. Asegúrate de tensar bien la cuerda entre ambos puntos, ya que si ésta queda floja, el seto tendrá forma cóncava en su parte central.

Ahora emplea esta guía para ir cortando poco a poco mediante movimientos circulares horizontales, al igual que hiciste en la parte vertical en el paso anterior.

Limpieza después de la poda

Por último no olvides limpiar tus herramientas de poda para el próximo trabajo. Quitar la resina de las hojas de corte, engrasar y guardar en sitio seguro.

Utiliza la compostadora para generar tu propio abono orgánico a partir de los desechos de la poda.

Gracias por leer este artículo sobre cómo podar un seto. Comparte nuestra página en tus redes sociales y nos ayudarás a crear más contenido útil.